Sobre la Alimentación

 

¿Cómo afecta la alimentación a nuestro día a día?

Para poder tener energía suficiente y realizar todas las actividades diarias es muy importante que la glucosa (el combustible con el que se alimenta el cerebro y los músculos), tenga unos niveles muy constantes en sangre. La alimentación tiene un impacto directo en los niveles de glucosa.

Debemos pensar que el alimento es el combustible, en función de qué alimentos, cómo y en qué horarios, tendrá una repercusión en el funcionamiento tanto del cuerpo como de la mente; es decir, para poder tener energía suficiente para hacer todas las actividades diarias y, al mismo tiempo, tener una cierta tranquilidad, serenidad, armonía emocional, es muy importante que este combustible, que es lo que se conoce como glucosa (el combustible con el que se alimenta el cerebro y los músculos), tenga los niveles siempre muy constantes en sangre durante el día.

Así, si se desea mantener esa armonía y vitalidad, se necesita distribuir las comidas de forma adecuada durante el día, y el tipo de alimento también afectará. Es decir, no será lo mismo si se alimenta de pasta con harina refinada y con azúcar y un café, que si se alimenta con un pan integral con tomate y aceite de oliva y una tortilla a la francesa. Tendrá un impacto muy diferente en lo que respecta a los niveles de glucosa.

¿Qué otros factores vinculados a los hábitos, contribuyen al bienestar y la armonía?

Aparte de la alimentación existen otros factores que también contribuyen al bienestar y la salud o, por otra parte, que propician la enfermedad; por ejemplo, es muy importante el nivel de estrés que se maneja a diario, ya que tiene un impacto muy importante en el funcionamiento del cuerpo y de la mente. Es impresionante cómo el nivel de estrés puede afectar el funcionamiento de todos los órganos y sistemas que están interrelacionados entre sí, cómo el estrés genera inflamación crónica dentro del organismo; se debe pensar que esta inflamación endémica es una de las causas de las enfermedades crónicas actuales. Por tanto, es muy relevante valorar cómo se gestiona el nivel de estrés en el diario vivir.

Otro factor destacado es el sueño, tanto la cantidad como la calidad de ese sueño y que éste sea reparador. También es necesario tener en cuenta el nivel de toxicidad medioambiental, que sabemos que también tiene repercusiones en nuestra salud y en nuestro día a día; por último, y no menos valioso, nos encontramos con la salud emocional: el equilibrio emocional tiene un impacto y, por eso, es tan importante la sinergia entre la medicina nutricional y funcional y la psicoterapia que llevamos a cabo en el PTI, porque nos complementamos, podemos tratar cuerpo y mente a la vez, con resultados mucho más positivos. Hay que tener en cuenta la genética, un factor que nos viene dado en esta vida, pero hoy en día sabemos que, con los cambios de alimentación y estilo de vida, nosotros podemos modular esta genética para no hacerla determinista.

 

¿Qué es el comer conscientemente?

La medicina nutricional contempla que la persona aprenda y sea consciente de su cuerpo: de cómo cuidarlo y cómo alimentarlo. En este sentido, lo que se desea es enseñar a tomar conciencia y prestar atención al hecho de comer. Muchas veces comemos compulsivamente, mientras se mira la televisión o se realizan otras actividades. La medicina nutricional enseña sobre la alimentación como una acción consciente y con ciertas condiciones: sentados/as, tranquilos/as, en una posición del cuerpo correcta, sobre todo, tomando conciencia, valorando lo que se come, masticando correctamente, apreciando los gustos, los sabores.

La acción de alimentarse y comer equilibradamente hace que esta información llegue al cerebro y libere una serie de sustancias, por tanto, el hecho de comer es un hecho mucho más armonioso.

 

¿Cómo saber cuál es la alimentación adecuada? ¿Una alimentación sana debe ser igual para todos?

La alimentación no es la misma para todas las personas, con la medicina nutricional se identifican estas necesidades individuales en función del tipo de vida, de las enfermedades existentes, si la persona realiza actividad física o no, etc. Esto se identifica en función de los síntomas y molestias que informa el paciente, medio por el que también se puede identificar qué carencia de nutrientes tiene. Los síntomas físicos y el estado de ánimo de las personas son muy importantes.

 

¿Por qué es importante recibir orientación nutricional con Medicina Funcional?

Una buena alimentación es importante y esencial para todos/as, con la medicina nutricional podemos identificar la individualidad, es decir: qué estoy necesitando en este momento de mi vida en función de lo que me está pasando (si tengo enfermedades o no, si estoy pasando por alguna etapa vital como la menopausia) por tanto, es necesario adecuar esta alimentación a las necesidades de este momento.

[1]En caso de enfermedad o malestar, hay que tener en cuenta que la medicina nutricional puede identificar cuáles son las causas que favorecen una mala digestión o que hacen que el organismo no funcione adecuadamente, validando esos factores pueden modificarse mediante la alimentación y otros tratamientos para que el sistema digestivo recupere su funcionalidad óptima. Además, el sistema digestivo es el eje de la vida. La salud del microbiota y del estómago están íntimamente ligadas a la del cerebro, se habla del eje cerebro-estómago, ya que a través de la alimentación puedo regular el cerebro.

Lo importante es entender que lo que se trabaja principalmente es la inflamación crónica que está presente en todos los problemas de salud actuales; desinflamando el cuerpo y la mente se recupera salud, equilibrio y, por tanto, a través de la alimentación, trabajando el sueño y regulando el nivel de estrés, se consigue rebajar esta inflamación crónica y mejorar la salud de las personas.

 

Consejos de alimentación: Antes, durante y después del tratamiento del cáncer.

Consejos de alimentación es para personas que están a punto de recibir o están recibiendo tratamiento para el cáncer. Quizá su familia y sus amigos quieran también leer este folleto. Usted puede consultar este folleto antes, durante y después del tratamiento del cáncer. Describe los problemas comunes de alimentación y qué hacer para controlarlos. Este libro incluye información de:

  • Lo que usted debe saber acerca del tratamiento del cáncer, sobre una buena nutrición y problemas de alimentación.
  • Cómo los sentimientos pueden afectar el apetito.
  • Consejos para controlar los problemas al comer.
  • Cómo alimentarse bien después de que termine el tratamiento del cáncer.
  • Alimentos y bebidas que ayudan con algunos problemas de alimentación.
  • Recursos para saber más.

Hable con su doctor, con la enfermera o con un dietista sobre cualquier problema de alimentación que pueda afectarle durante el tratamiento del cáncer. Ellos pueden sugerirle que lea ciertas secciones del libro o que siga algunos de sus consejos.

Descargue aquí el folleto en PDF

https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/educacion-para-pacientes/consejos-de-alimentacion [1] La nutrición en el tratamiento del cáncer (PDQ®)–Versión para pacientes publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer. https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/perdida-apetito/nutricion-pdq

Solicite aquí su cita